Las palabras de Michelle: LA CIUDAD DE LOS REFLEJOS.