Las palabras de Michelle: Mi Isla media muerta.